Print

La Abominación Desoladora

Unos días antes de la muerte de Yahushua, algunos discípulos le pidieron decirles sobre el final del mundo. Esta conversación, como registrado en San Mateos 24 y San Marcos 13, contiene una advertencia clara. Esta advertencia con curiosidad redactada es registrada prácticamente palabra por palabra tanto en San Mateo como en San Marcos. Esto ha dejado perplejas a muchas personas a lo largo del tiempo por su referencia a algo que se llama "la abominación desoladora".

Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), entonces los que estén en Judea, huyan a los montes. El que esté en la azotea, no descienda  para tomar algo de su casa; y el que esté en el campo, no  vuelva atrás para tomar su capa. Mas ¡ay de las que estén  encintas, y de las que críen en aquellos días!(San Mateos 24:15-19, VRV 1960)

persona corriendo en un campoLa urgencia en esta advertencia es extrema. Cuando la gente de Yahuwah ve lo que pasara, ellos deben huir inmediata-mente. No debe haber ninguna tardanza. Si usted está en la azotea de su casa, no vuelva dentro para recoger algo. ¡Vaya! Si usted está arando en medio de un campo, no vuélvase atrás para agarrar su chaqueta. ¡Corre! La dificultad extrema de la vida entonces es bien sumada por la terrible predicción:

 Mas ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días!  . . . Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; más por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados. (Mateos 24:19, 22, VRV 1960)

 Cualquiera  sea la "abominación desoladora" es decir, presenta un grave peligro para el pueblo de Yahuwah. El Salvador quiso que todos estuvieran de guardia contra esta amenaza y huyeran inmediatamente cuando sea visto. Para entender que esta Abominación es, es necesario ir a Daniel. Ambos Mateos y Marcos remiten a las profecías de Daniel como la llave al entendimiento de la advertencia de Yahushua. Marcos escribió:

Pero cuando veáis la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel, puesta donde no debe estar (el

que lee, entienda), entonces los que estén en Judea huyan . . . .  (Marcos 13:14, VRV 1960)

Para dar el énfasis adicional a la instrucción para encontrar el sentido de la frase en Daniel, ambos Marcos y Mateos declaran que él que lee, dejó entender. La frase específica “abominación que hace desolado” es usada dos veces en Daniel: 

 El se contristará, y volverá, y se enojará contra el pacto santo, y hará según su voluntad; volverá, pues, y se entenderá con los que abandonen el santo pacto. Y se levantarán de su parte tropas que profanarán el santuario y la fortaleza, y quitarán el continuo sacrificio, y pondrán la abominación desoladora.  (Daniel 11:30, 31, VRV 1960)

Y desde el tiempo que sea quitado el continuo sacrificio hasta la abominación desoladora, habrá mil doscientos noventa días. (Daniel 12:11, VRV 1960)

Los traductores de la Versión Reina Valera añadió la palabra “sacrificio” después de la palabra “continuo” pero no está en el original Hebreo.  La palabra “continuo” significa “sin interrupción.”  La palabra Inglesa “abominación” proviene del Hebreo Shiqqûts.  Significa:

Repugnante, e.j. sucio; especialmente idólatras o relacionada a un ídolo: - abominable sucio, detestable escaso.  (Vea The New Strong’s Exhaustive Concordance, #8251.)

“Desolación” en el antiguo Hebreo era Shâmêm.  Significa:

Atontar o ponerse entumecido, es decir devastar o dejar estupefacto: ser asombrado, ser indigente, destruir, hacer o arrasar. (Ver The New Strong’s Exhaustive Concordance, #8074.)

Es significante que la palabra “abominación” se refiere a la idolatría.  Así, la “abominación desoladora” se trata con el tema de la veneración, veneración falsa por un dios falsificado. Un principio predominante del reino de Satanás es el de forzar Aquellos quienes Satanas no consigue enganar intenta coaccionar.  En la confrontación final entre el Reino de los Cielos y las fuerzas de las tinieblas, un poder convincente será ejercida sobre todos los que se sitúan leales al Cielo. Dicha confrontación se presenta en el libro de Revelaciones, un libro "abierto", que expone las largas profecías "selladas" de Daniel.

Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo

el que no la adorase. Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. (Revelaciones 13:15-17, VRV 1960)

El “hablase” es el pasar leyes.  El “causar” es el tener el poder para esforzar las leyes. Estas leyes demandaran conformidad con el reino de Satanás.  Todo quien se niegue venerarlo será considerado digno de la muerte.  La abominación desoladora , es un acto legislativo que obliga la conciencia, en el dolor de la muerte, presentar, reconocer o mostrar por otra parte la lealtad a cualquier sistema falso de veneración así permitiendo a Satanás el dominio del alma. El peligro al pueblo de Yahuwah es subrayado aun más por la advertencia del Salvador directamente después de Su referencia a la abominación de desolación:

Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de reposo; porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. (Mateo 24:20, 21, VRV 1960)

Con la restauración del conocimiento del verdadero Sabbat del séptimo día, calculado por el calendario luni-solar original de la Creación.  El Cielo a mostrado que la veneración por el moderno calendario Gregoriano es rebelión y traición en contra de Yahuwah.  Ya sea que esta abominación será por un calendario reformado en el  futuro cual literalmente “quita” (borra) el ciclo continuo semanal del calendario actual o simplemente una imposición del calendario papal corriente es inmaterial. El caso es que todo aquel que obedezca a Satanás, a despecho de la velada del tiempo Celestial, "hará devastar" su alma. 

abominación de la desolación

Muchos Cristianos de hoy asumen que, por virtud de ser “Cristiano,” ellos no veneran ídolos.  Sin embargo, no todos los ídolos son hechos de madera, piedra o de metales preciosos. Ahí varios tipos de ídolos.  El diccionario define  a los “ídolos” como:

 Cualquier cosa en la cual fijamos nuestros afectos; esto al cual complacemos un apego excesivo y pecador. (Noah Webster,American Dictionary of the English Language, 1828.)

“Un ídolo es cualquier cosa que usurpa el lugar de Dios en el corazón de sus criaturas racionales.”  (S. Miller)  Para algunos, su ídolo de preferencia es el reconocimiento laboral de su campo elegido.  Para otros, es el prestigio de las posesiones mundanas.  Para otras multitudes, su ídolo es la elección de ESCAPAR, en general son diversas formas, ya sea el alcohol;,ídolos drogas, sexo. películas, novelas, ejercicios, deportes o miles de formas que Satanás busca distraer la mente y los afectos del corazón.  Incluso las cosas que en sí mismas no son malas, pueden convertirse en ídolos si toman el lugar Yahuwah en los afectos del corazón.  Un trabajo, una amistad, una relación familiar son todas cosas buenas.  Sin embargo, si reteniéndolas se convierten más importantes que el obedecer la voluntad de Yahuwah, se han convertido en un ídolo en el alma que eventualmente la desolara.

Existen variedades de formas obvias cómo Satanás devasta las almas de las personas. Aquellos que adoran a los demonios se convierten en el alma esclavizada del archí-rebelde.  Un concepto de los Nuevos Tiempos en la popularidad creciente es llamado “entrar - en”. Se cree que en “entrar - en” el alma de una persona es sustituido por el otra, temporalmente o permanentemente.  Esto no es nada mas que posesiones demoníacas y realmente asola, destruye y pone basura en el alma humana. Sin embargo, es importante entender que hay muchos otros modos de hacer desolar el alma de alguien por la advertida de la abominación. Una persona que claramente entiende la Ley divina, pero rechaza dar la obediencia es tan culpable como el pecador más flagrante. Todos a quién, por seguridad temporal o por salvar sus vidas, se conforman con lo que Satanás dicta de la veneración, se encontraran sus almas destruidas, devastadas y arrojadas a perdición.  Yahushua sabía que tal enfrentamiento le espera a Su gente en los últimos días de la tierra.  El amonesto a Sus seguidores:

Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno. (Mateo 10:28, VRV 1960)

En otras palabras, el Salvador estaba diciendo,  No temas perder tu vida por Mí.  Como el Dador de la Vida, Yo seré el Restaurador de la Vida. La vida sacrificada por la verdad obtendrá una abundante entrada al Reino de los Cielos mientras aquellos que abandonan la verdad para salvar sus vidas perderán sus almas.

Todo el que procure salvar su vida, la perderá; y todo el que la pierda, la salvará. (Lucas 17:33,VRV 1960)

Mientras Mateo se refiere a la abominación de desolación como estar en “el santo lugar,” Marcos dice que estará de pie donde esto no debería. En la Escritura, "los pies" son símbolos de la posesión. Una abominación, un ídolo, estando de pie donde no debería no es nada menos que Satánas quien toma el control de una mente cuya lealtad es algo distinto de su Creador. Una persona que ama a Yahuwah sino también ama al mundo realmente no ama a Yahuwah. Satanás, con las apariencias de los placeres de la vida, reina en el corazón por lo tanto lo divide.

Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No puedes server a [Yahuwah] y a mammon.  (Mateo 6:24, VRV 1960)

Hay muchos motivos dados para rechazar el venerar en el verdadero Sabbat:

 Estas razones han existido durante tanto tiempo como el error ha peleado con la verdad. Estos no son más que excusas dadas para justificar su continuidad en el error. La persona que decide hacer lo que él o ella saben estar mal, hace un ídolo, una abominación, de aquella cosa, aquella persona, aquel trabajo. Esto abre la puerta a Satánas para entrar en la mente, tomar el control, y devastar el alma. Todos quiénes siguen en la rebelión contra el reino de Cielo, rechazando devolver la adoración al Creador en Su santo Sabbat, calculado por Su calendario de la Creación, harán devastar sus almas cuando Satanás venga a tomar posesión de la mente. Ellos seran uno con Satanas. El plan entero de la salvación fue ideado para traer la mente humana en unidad con la mente divina. Todos quiénes son salvados serán UNO con Yahuwah, como Yahushua es UNO con Él. Esto es la unidad que, en los días del cierre de la historia de la tierra, Satánas procura interrumpir usurpando la posición legítima de Yahuwah en el alma humana.

La decision es simple. Los resultados, a largo alcance. ¿Venerara usted según el calendario del Cielo y dejará que Yahuwah reine en su corazón y mente? ¿O va usted, por conveniencia, conformarse a la voluntad de Satanás y su regla? Invite a Yahuwah en su corazón hoy. Desecha cualquier cosa, o cualquiera que se interponga entre usted y su Creador. Que la oración del Salvador por usted sea correspondido:

tomados de la mano de la familia, Juan 17:21, 23


Pulse aqui para ver el video!